Entrar Regístrate

Índice

Los lunes de Anay. Nihil obstat...
Le gustaba la penumbra y mirar por la ventana. Se sentaba en la cocina, se arreglaba el pañuelo negro sobre la cabeza, juntaba sus manos sobre la mesa y se quedaba en silencio. Seguía su mirada, la sombra [...]
despuesdelnaufragio.blogcindario.com - 03/Jun/2013, 19:48
1 artículo