Entrar Regístrate

Índice

Era el vigilante de las bocas :LOS ATARDECERES DE LA MEMORIA 5
Si reían las dejaba a su libre albedrío. Si hambrientas, las llenaba hasta más allá de la hache. Si lloraban, recogía sus lágrimas con el pulgar y canto de la mano, mientras les decía: no derrochéis el agu[...]
poesimistas.blogcindario.com - 23/Jul/2008, 18:14
1 artículo